Esto ya nos pasó a los latinoamericanos. Ya nos pasó y no hicimos nada.

Vamos a permitir que vuelva a pasar? Recordémosle a nuestros hijos y nietos el alto costo en vidas y sueños que tuvimos que pagar la última vez que los “iluminados” quisieron pensar por el pueblo.

Dejémos acá nuestro testimonio de que no callaremos más frente al abuso de poder de unos pocos. Qué defenderemos la libertad y la democracia en cada centímetro de tierra latinoamericana.

Algo hemos aprendido.Que se note!

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, ha aparecido en público por 1ra. vez desde que fuera detenido por militares y expulsado a Costa Rica.

Zelaya ofreció una rueda de prensa acompañado por el presidente de Costa Rica, Arias, y reveló que ha recibido una llamada de Thomas Shannon, en nombre del Departamento de Estado, para manifestarle su apoyo y asegurarle que USA no se encuentra detrás del golpe de Estado.

“Yo sigo siendo Presidente de Honduras. Mi período termina en 2010 y mientras éste no termine yo sigo siendo el mandatario electo de los hondureños en cualquier lugar del mundo”, dijo Zelaya en un contacto telefónico con la cadena Telesur, quien acusó a los militares de su país de haberlo traicionado a Honduras no pueden nombrar a otro Presidente ni mantener un estado de facto.

Zelaya reiteró que acudirá a Managua, Nicaragua, a una reunión que sostendrán presidentes centroamericanos, e indicó que aprovechará la ocasión para exigir los derechos del pueblo hondureño que están siendo gravemente afectados.

“No es posible que se permita una interrupción de todo lo que ha avanzado la democracia hondureña simplemente por la ambición de uno o dos militares, porque ésa no es la voz de los militares hondureños y de una elite política que quiere seguir manoseando los intereses de Honduras”, enfatizó Zelaya.

Pidió a la sociedad civil y a los partidos políticos hondureños buscar la manera de mantener un diálogo “con estos agresores de la democracia para que no vayan a tocar a mi familia ni a nadie en el país”.

“Mi familia está refugiada en Honduras. Hay que evitar que los militares y los que están en este complot puedan hacer daño a mi familia (…) Al pueblo deben respetarlo, a esos manifestantes que ahora están en las calles de Tegucigalpa y de San Pedro hay que darles seguridad”, solicitó Zelaya.

A los soldados los exhortó a no permitir que se perpetué el crimen cometido este domingo en Honduras y destacó que de ser así se estaría creando un monstruo “que después no van a poder detener”, refiriéndose a la violencia.

El presidente Zelaya que “la cúpula de la fuerzas armadas me han traicionado, me han engañado” y explicó que confía en que el grueso de los componentes del ejército no están de acuerdo con “el atropello a la democracia hondureña”.

“Estoy en San José de Costa Rica, víctima de un secuestro de parte de algún grupo de militares hondureños, no creo yo que el ejercito hondureño este apoyando esta interrupción de nuestro sistema democrático. Esto ha sido un complot de una elite que lo único que esta deseando es mantener el país aislado con niveles extremos de pobreza, no les importa la gente y no son sensibles ante eso”, afirmó desde el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de la ciudad de San José.

“Han invadido mi casa a balazos, me empujaron con la bayoneta me amenazaron con dispararme, es un secuestro brutal que me han hecho sin ninguna justificación más que el deseo nuestro de quererle hacer bien a Honduras, de instalar un proceso democrático participativo, por ese hecho no se puede justificar una interrupción de la democracia”, insistió Zelaya

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.