Una situación realmente extraña sucedió en la Escuela Justo José de Urquiza de esta capital, más precisamente en la mesa femenina Nº 3019. Una mujer fue a votar, entregó su DNI, pero desaparecieron tanto la votante como su documento. Nadie puede entender qué pasó.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.